jueves, 18 de mayo de 2017

¿IMPOSICIÓN O LIBERTAD?

Va finalizando el cuatrimestre, y con él la asignatura que comenzamos hace relativamente poco tiempo, pero que ha sido de lo más intensa. Como a menudo cuando se acerca una despedida, empiezan las reflexiones, y el repaso entre los recuerdos que hemos ido fabricando sobre esa experiencia.

En un abrir y cerrar de ojos, estaremos mostrando nuestros vídeos y poniendo un punto y final a esta asignatura que nos ha aportado tanto, individual y colectivamente. Ha sido un espacio donde hemos tenido la libertad de ser nosotros mismos, y tal y como elegimos en el nombre de este blog, hemos tenido la libertad de fluir, sin restricciones, "sin reglas", sin imposiciones.

El primer día que Pilar expuso la idea de la creación de un blog, sentí desconcierto, a estas altura de nuestro recorrido educativo, no estábamos acostumbradas a expresarnos e incluso, ser evaluadas mediante un blog donde podríamos tener plena libertad de publicación, no solo no había plazos sino tampoco condiciones en los temas... si había un hecho que te resultaba relevante y querías compartirlo, ahí tenías el blog para desahogarte o dar tu opinión.

Fue tal mi visión de esta asignatura como una "no asignatura", que cuando estaba agobiada por el trabajo de la universidad, los exámenes, o cualquier agobio, mi desconexión se basaba en escribir una entrada, casi sin percatarme de que cada grano colaboraría en una nota decisiva, mi motor no era una obligación, mi finalidad no era una nota. Incluso, recuerdo una noche de insomnio en la que no encontré mejor terapia o entretenimiento que escribir una entrada a las 4 am.

Y diréis, "bah... ¿a qué viene esto ahora? -qué pelota-" y es que, hoy, mientras me metía en internet como cada día para consultar Moodle, me he dado cuenta de que no solo había pasado todo el cuatrimestre con la pestaña del blog en favoritos, sino que Google, ya me afirmaba que era la página que más visito. Se lo dije a las chicas del grupo de "Todo fluye", como nos hemos pasado a llamar, y las pedí que me pasaran una captura de las sugerencias de su página principal, y me he dado cuenta de que prácticamente todas, tenemos ordenado en un lugar más prioritario el blog en comparación con páginas también de importancia para nosotras como puede ser Moodle, la plataforma de apuntes de la carrera.

Y es que... sí, reconocemos que somos culpables de gran parte de las visitas que registra nuestro contador, ya que a veces, nos metemos por el mero hecho de releer las entradas, o echar un vistazo por si hay nuevas entradas de nuestras compañeras, en definitiva... nos metemos por gusto.

Vale, ¿y a qué quiero llegar?, la conclusión a la que quiero llegar es que ya sabemos que el enfoque con el que presentamos y orientamos las cosas, determina en gran medida cómo el receptor se va a enfrentar a ello. La libertad, la motivación siempre gana a la imposición. Esta asignatura siendo igual de importante que las demás ha logrado una inversión de tiempo mucho mayor, continuada y más eficaz, no solo dentro en comparación con nuestras obligaciones como es el estudio, sino también respecto con nuestras páginas de ocio o entretenimiento como: Youtube, Whatsapp, tiendas online de ropa, páginas de series, etc.

Esto, no es ni más ni menos una crítica a la educación a la que estamos acostumbrados, cuadrículada y basada en coartar la creatividad de los alumnos, espero que esta "demostración/experimento" dé lugar a la reflexión si pasa por algún profesor/a, sea del nivel que sea.

Gracias infinitas a Pilar Pérez, profesora que ha sido más bien como una compañera en este espacio, y que nos ha ayudado a crecer casi sin darnos cuenta.













Si quieres que alguien se implique en cualquier cosa, deja que salga de su propio ser, pues será mucho más potente que viéndose presionado.

Firmado: Sara Roldán Arcos

miércoles, 17 de mayo de 2017

MI QUERIDO PERRO ROSA

Aprovechando la entrada de mi compañera Pilar sobre nuestros monstruos de colores, me gustaría compartir la historia de mi perro rosa.
Desde el comienzo de esta aventura en el que se nos planteó la idea de representar un sueño tuve muy claro cuál sería y por ello seguí con el mismo sueño hasta el final, digo sueño porque ahora ya es un sueño gracias a estas representaciones que han ido evolucionando. De pequeña para mí se trataba de una pesadilla y así había sido hasta ahora, solía soñar repetidas veces con un perro rosa que salía de mi cabecero, al decirlo parece como si al ser un perro rosa no asustase, pero a mí me daba muchísimo miedo, me despertaba de la pesadilla llamando a mis padres y gritando que había un perro rosa en mi cabecero.


El primer día que representamos en una cartulina nuestro sueño con diversos materiales, quise remarcar utilizando colores como el negro que era una pesadilla, pero a la vez sentí la necesidad de mantener al perro con su color rosa, ya que en mi sueño esto era muy significativo, de hecho lo quise hacer en grandes dimensiones para que quedase claro que era el centro de mi pesadilla.
Cuando se nos pidió que en una cartulina expresásemos los sentimientos que nos había transmitido un sueño, continué con mi perro rosa, es un sueño que desde muy pequeña le he tenido presente como anécdota pero que nunca había tenido la oportunidad de trabajarlo. Claramente los sentimientos reflejados eran de miedo, un poco confusos, pero no lo pensé simplemente deje que mis sentimientos fluyesen a la hora de expresarlos en la cartulina. 
Me gustaba ir viendo como evolucionaba mi sueño, y cuando Pilar nos propuso representar nuestro sueño en tres dimensiones, sentí que era una gran oportunidad para poder representar a mi perro rosa, mi enemigo pero ahora tan amigo perro rosa, según lo iba representando iba sintiendo que me había encariñado con el perro, que quizá ya podría pasar a ser un sueño en lugar de una pesadilla, sería como mi pequeña mascota que en lugar de darme miedo por las noches me protegería. Es más, mi perro rosa está en mi habitación muy cerca de mi cama, como veréis a continuación en las imágenes que pongo de la evolución que se ha producido en mi sueño, el perro rosa aparece inofensivo, como si nos hubiésemos perdonado, como si hubiese que dejar esta pesadilla atrás, o al menos la manera de ver este sueño desde luego que ha cambiado, pienso que el rencor es muy malo, de las peores cosas que hay, por lo que no le iba a guardar rencor a mi querido perro rosa, ni mucho menos. De hecho, el perro rosa estuvo presente el día de "yo visto a mi maestra", ese que tan especial y emocionante fue para todas nosotras.

Añadir que me dan miedo los perros desde muy pequeña, seguramente signifique algo o no, aunque lo estoy intentando superar😅 Cuando Pilar propuso la idea de hablar sobre sueños en la primera clase salí fascinada, ya que es un mundo que desde siempre me ha llamado mucho la atención y he sentido esa curiosidad por saber sobre el tema. Se agradece tener una asignatura en la que podamos elegir temas de los que hablar, temas que son de nuestro interés y que sin la necesidad de un libro o de copiar apuntes como locos, ya simplemente por el hecho de ser algo de tú interés lo interiorices y no necesites si quiera apuntarlos para recordarlos. Tener la oportunidad de dramatizar dos sueños de dos compañeras de clase ha sido una experiencia única que jamás pensé que viviría en una asignatura de la universidad.

"Si es bueno vivir, todavía es mejor soñar, y lo mejor de todo, despertar." Antonio Machado

¡Buenas noches fluyentes, nunca dejéis de soñar!


 Representación de mi sueño:




Sentimientos producidos:



Mi querido perro rosa:

En mi cabecero:

Acompañándonos en el día "yo visto a mi maestra":


Lucía García Froilán
                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                      

MALDITAS MANÍAS

Mañana me pongo” “Luego lo hago, que me da tiempo de sobra” ¿Por qué siempre dejamos todo para el último momento? Parece que es algo que no podemos remediar y que todos en algún momento hemos hecho. Lo peor de todo es que después nos arrepentimos, pero más tarde volvemos a caer y la historia se repite: el día de antes nos vienen las prisas. De ahí eso que dicen que “el ser humano es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra” (aunque en este caso creo que tropieza más de dos veces).
Las cosas que se hacen con tiempo siempre salen mejor que las que preparas el día de antes. Cuando tienes un examen, el cual llevas estudiando bastante tiempo, no te sale de la misma manera que si lo preparas la semana de antes o incluso el día de antes. O cuando tienes que comprar o preparar un regalo para un amigo. Si lo dejas para el día de antes siempre acabas haciendo algo “cutre”, rápido y fácil, y dejas de lado todas esas ideas fantásticas que habías pensado y que, seguro, que a tu amigo le iban a encantar, pero por dejarlo para el último momento te ves sin material y sin tiempo para poder organizarlo todo. O cuando has quedado a las 6 y hasta las seis menos cinco pasadas no sales de casa, claro luego te toca correr y el metro llega tarde y para colmo tú también llegas tarde.
¿Por qué hacemos esto? La verdad es que creo que a veces nos gusta vivir con el estrés, la angustia y, sobre todo, al límite. Al límite de no saber si llegas o no. Nos gusta esa incertidumbre. Igual que un niño al que le dices que está muy alto y no sabe saltar, pero él lo intenta porque le atrae lo difícil y aparentemente imposible para él.
¡Buenas tardes!

Fdo: Lucía García Ballesteros

jueves, 11 de mayo de 2017

MONSTRUOS DE COLORES

¡Buenos días!

Hoy estamos aquí para mostraros algunas de las figuras que hemos hecho de plastilina. No son las definitivas. Aquellas que representan nuestros sueños, las subiremos posteriormente y os contaremos sus historias.

La verdad fue todo improvisado. Alguna que otra figura si es de nuestro sueño, pero la mayoría, son especies que nos hemos inventado. Todas representan una “lucha” las colocamos de tal forma, que estaban luchando contra algo, pongamos que puede ser una lucha contra el mundo.

Además, dentro de estas figuras contamos con algunas representaciones de los sueños de todas las compañeras de nuestro grupo. Como, por ejemplo, el pez de Tamara, el perro de Lucía o la ballena de Sara.

Nos pareció algo diferente y creativo y sobre todo improvisado y por ello también queremos compartirlo con vosotros en este pequeño video.

Esperamos que os gusten todos nuestros “monstruitos”. Cada uno se diferencia del resto y todos tienen su toque especial.
 
¡Qué tengáis un feliz día!


 
video
Fdo: Pilar y Aldara.

martes, 9 de mayo de 2017

Un día distinto



Ayer fue un día muy distinto al resto, tal y como esperábamos que fuese. Siempre me ha encantado el tema de análisis de películas/dibujos/anuncios… de hecho el año pasado en psicología nos enseñaron a analizar todo tipo de anuncios publicitarios, incluso logotipos de marcas. Es increíble la cantidad de mensajes que hay detrás de todo esto y nadie imagina, no sólo hay mensajes que pasan desapercibidos en las películas de niños, sino que constantemente todo lo que nos rodea tiene una intencionalidad.

Hace muchos años vi en las noticias un vídeo que realmente me dejó sin palabras, como nos manipulan incluso sin hacernos conscientes de ello a través de teorías del psicoanálisis consiguen entrar en nuestro subconsciente. Todos sabemos que un ‘’vídeo’’ es un conjunto de fotogramas, imágenes que pasan a una velocidad muy rápida dando lugar a un vídeo.
Pues bien, existe un experimento a través del cual, en los anuncios del cine, se filtran fotogramas a gran velocidad de productos como, ‘’Coca-cola’’ o ‘’palomitas’’, de manera que nosotros no somos conscientes de haber visto estas imágenes, pero nuestro cerebro si ha captado esta información. Se denunciaron muchos cines por hacer uso de estos mensajes subliminales para aumentar las ventas de determinados productos.
Fue a James Vicary a quién se le ocurrió insertar frases como “Drink Coca-Cola” o “Hungry? Eat popcorn” durante 1/3000 segundos, cada 5 segundos de la película Picnic. Su experimento tuvo un gran resultado ya que las ventas aumentaron un 57,8%, en el caso de la Coca-Cola, y un 18,8% en el caso de las palomitas. Aquí dejo un vídeo en el que se entiende mejor: https://www.youtube.com/watch?v=kAsKYJB0BPk

Dejando a un lado los anuncios publicitarios, me pareció muy interesante todo lo que se puede llegar a sacar de una simple película, como por ejemplo la del Rey León. De pequeña era una de mis favoritas, ni recuerdo cuantas veces he podido llegar a verla, pero muchísimas, y ayer, los pequeños momentos que analizamos de la película, me hicieron verla de una manera totalmente distinta. Es increíble como la sociedad afecta a todo lo que nos rodea y a la manera de ver las cosas.


Por último, quería destacar la actividad que realizaron mis compañeras, que consistía en buscar a otras dos personas que tuviesen la misma canción, me pareció muy ingenioso y sobre todo divertido ya que era muy difícil encontrar entre tantas personas a aquellas que les había tocado la misma canción que a mí. Fue un día especial y feliz como todos los demás. 

 Fdo: Tamara 


¡Feliz martes!

NUESTRA BURBUJA

Me encantó todo lo que nos contaron ayer. A pesar de que no pude quedarme a todo y me hubiese encantado, cada cosa que nos contaron y cada análisis me pareció genial. 

Si es cierto que un poquito, te destruye la infancia y piensas todo lo que hay detrás de las películas para “niños”.

La verdad es increíble como las películas, los cuentos, la publicidad etc., han controlado nuestra infancia y por lo tanto nuestra vida hasta hoy en día. Lo hacen de una forma indirecta de tal forma que no captamos los mensajes subliminales que hay, los cuales si fuéramos conscientes desde pequeños seguramente tendríamos otra visión diferente de la sociedad de la que, tristemente, tenemos hoy en día.
Es cierto que depende mucho también de tu entorno, de las personas y del ambiente que un niño pueda vivir en su día a día. Pero los cuentos, las películas, los juguetes etc, son aquellas cosas que cualquier niño puede tener a su alcance, aunque sea, verlo a su alrededor por la calle o en otros niños.

Creo que nos vemos en un punto de la sociedad, donde, por ejemplo, nuestras generaciones ya es muy difícil cambiarles el punto de vista de todo un poco. Está claro que cuando nos hacemos mayores, tenemos la capacidad de pensar y poder analizar todo un poco nosotros, tener sentido crítico y poder sacar nuestras propias conclusiones de todo. Pero las generaciones “ciegas” aquellas que todavía son más pequeños, viven en una burbuja que visto desde dentro puede está bien, pero analizada desde fuera es una pena. Es una pena que cada vez cuando más pequeños son los niños, más prejuicios y más detalles tienen en sus cabezas. Está bien vivir en la inocencia, sí. Es cuando más felices somos, pero el problema está cuando vivimos siempre engañados y no se consigue o directamente no se quiere salir de esa “burbuja”.

Me pareció genial lo que nos estuvo contando la profesora, decía que ella preparaba a sus pequeños desde el comienzo y analizaban las películas o cuentos juntos. Obviamente no se puede hacer de la manera que se nos contó a nosotros, pero sí, tratando el tema de la manera adecuada, no es para abrirles los ojos a los más pequeños, si no para que no los cierren nunca y sepan siempre que es lo que les rodea.

Se trata de que sepan que es la sociedad y que son ellos. Que tengan claro que la sociedad no puede condicionarles porque de alguna forma estoy segurísima que van a ser más felices que otras generaciones. ¿Alguien se puede imaginar una sociedad donde nadie juzge a otra persona sin conocerla absolutamente de nada? Claramente no. Es tan difícil y vivimos tan acostumbrados a esos errores.

Poco a poco se trata de ir cambiando la sociedad, desde los más pequeños, es donde se encuentra el cambio. No es algo imposible, de hecho, tengo un poquito de esperanza en que algún día todo será mucho mejor. Todos tendremos más vida propia. Me parece que el aula es uno de los mejores lugares por no decir el mejor, contando por su puesto con las familias, donde debe comenzar el cambio.

Es triste decirlo. Pero yo, como muchísimas niñas y niños más, soy víctima de eso. Muchas veces me digo a mi misma que si yo quiero cambiar es obviamente única y exclusivamente para verme mejor a mí misma y sentirme cómoda conmigo misma. Y es por ello por lo que intento mejorar tanto por fuera como por dentro. Pero, ¿Si no hubiese tenido alrededor siempre lo “perfecto”? ¿Tendría los mismos pensamientos en mi cabeza? Me cuesta decirlo, porque repito que si yo cambio es por y para mí. Pero sí. Yo en el vientre de mi madre, no pensaba que estar delgada, tener el pelo largo, tener los ojos claros y millones de cosas más, era lo mejor. De pequeña como digo, vivimos ciegos. Pero de nosotros depende salir de ese mundo. Por lo tanto, imagino que sí, que he sido condicionada desde pequeña y es triste, pero al menos he tenido la suerte de crecer y poder tener mi propio pensamiento crítico. Algo que me encantaría que las niñas o niños que lo pasan verdaderamente mal en la sociedad, consiguiesen sacar y valorarse.

La sociedad jamás te va a valorar, eres tú el único/a capaz de hacerlo de verdad.

Bueno y para terminar os dejo esta canción, que me encanta y me apetece compartir...¡Feliz semana!


P.D. Se agradece mucho este tipo de cosas en la carrera. Verdaderamente crean interés. 

Fdo: Aldara

viernes, 5 de mayo de 2017

FOTOMONTAJES

¡Buenos días fluyentes!
Hace ya varias clases que hemos trabajado con los sueños. Una de las actividades que hemos hecho es la representación con plastilina de un objeto importante de alguno de nuestros sueños.
Desde un primer momento tenía claro que el objeto que iba a hacer era un zapato de baile, algo que es muy representativo en muchos de mis sueños y que en mi vida tiene mucha importancia. Desde los 5 años llevo bailando flamenco. Para mí, el baile es una forma de transmitir y de expresar lo que no puedes decir con palabras y con el cuerpo lo transmites; me permite despejarme en los días malos y en los momentos de agobio; estar en mi mundo; y pasar un buen rato con amigas que comparten conmigo este hobby. Si de algo puedo estar segura es de que el baile me ha aportado muchas cosas buenas, entre ellas amistades que conservo desde los 5 años y desde no hace tanto tiempo, buenos momentos en las actuaciones y sobre todo la satisfacción de que todo el trabajo que hay detrás de 3 minutos de baile se ve recompensado por la gente. Nunca dejas de aprender, ya sea de la profesora cuando te enseña un paso o de tus propias compañeras, el trabajo en equipo es fundamental para que todo salga bien.


Por eso, el zapato es algo muy representativo de mis sueños, porque hay un momento en que me encuentro sin esos zapatos que tanto me han dado y la sensación que sentí durante el sueño y al despertarme me hizo saber lo importante que es para mí.
El segundo objeto representativo que he hecho han sido personas. Personas de diferentes colores. Esto tiene una explicación y es que en mis sueños siempre sale mucha gente que entre ellos no tienen nada en común pero que yo conozco por diferentes razones y situaciones (de ahí que sean de diferentes colores, porque son de grupos de amigos o familia diferentes).


¡QUÉ ME QUITEN LO BAILAO!

 Fdo: Lucía García Ballesteros

lunes, 1 de mayo de 2017

¿QUIÉN DICE QUE NO SOMOS RICOS?


Aprovecho un vídeo que vi el otro día que trata la historia de un padre y su hijo y la importancia que tiene dar, y aunque no lo parezca, más que recibir. Dejo el enlace del vídeo aquí por si queréis echarle un vistazo, merece la pena.

Mientras estaba viendo el vídeo y después de verlo, me quedé bastante pensativa con esta lección de vida que le da el padre a su hijo, creo que en nuestros días es importante pararnos a pensar en estas cosas de vez en cuando y que bien sea por un vídeo o por una entrada como estas, quien lo vea se pare al menos un segundo a pensar cómo se ha sentido cuando ha dado su ayuda a alguien de la manera que sea, sin recibir "nada" a cambio, y digo "nada" porque hoy en día parece que sino recibes algo material, no has recibido nada, cuando esto no tiene porqué ser así. Estoy segura que la sensación de dar de manera desinteresada, a todo el mundo que lo haya hecho al menos una vez en su vida, le ha hecho sentirse realmente bien. 
Si cada uno de nosotros supiese que puede ser rico dando lo que pueda dar, seguramente viviríamos en un mundo mucho mejor, y con dar no me refiero a dinero solamente, dar dinero quizás sea lo más sencillo. Dar tiempo hoy en día es lo que más nos cuesta, el hijo estaba tan ocupado con su trabajo que se olvidó de dar su tiempo al padre, quien le había estado haciendo rico durante mucho tiempo sin que el hijo se diese cuenta. 

Quiero terminar con una frase que le dice el padre a su hijo en el vídeo "Ser rico no se trata de cuanto tienes sino de cuanto puedes dar, y de alguna manera cuando das te haces más feliz".

Os dejo que reflexionéis sobre esta última frase, al menos a mi me hizo pensar bastante, me recuerda a un anuncio de IKEA "No es más rico el que más tiene, sino el que menos necesita"

¡Buenas noches fluyentes, disfrutad de las pequeñas cosas que tiene la vida y a ser felices!


Lucía García Froilán




viernes, 28 de abril de 2017

MUJERES FUERTES


Hace un par de días vi en la televisión una noticia que me enfado e indigno bastante y quería compartirla con vosotros. En ella contaban que en la RAE cuando buscabas sexo, en una de las acepciones te ponía: Sexo débil: conjunto de las mujeres, mientras que en Sexo fuerte: conjunto de hombres.

Me parece indignante que estando en el siglo XXI se siga pensando que la mujer es el sexo débil cuando esto para nada es así. En mi opinión no hay un sexo débil ni un sexo fuerte cada sexo tiene sus debilidades y sus fortalezas. Sí que es verdad que la fuerza física se le suele otorgar a los hombres, y en muchos casos es así, pero me parece injusto que se generalice de esta manera y que por ser mujer tengamos que ser débiles, ya que las mujeres somos fuertes en otros muchos aspectos. 

Por ejemplo mi madre es la persona más fuerte que conozco, y no estoy hablando a nivel físico sino en otros muchos aspectos, esta ahí siempre que la necesito, tanto yo como el resto de personas, siempre te ayuda a levantarte cuando te caes y consigue que veas el lado bueno de las cosas. Aunque haya pasado momentos muy duros en su vida siempre ha sabido salir con mucha más fuerza incluso siendo capaz de ayudar a otros a salir de los baches. He querido hablar de mi madre para que se llegue a entender que no somos el sexo débil ya que existen miles de mujeres tan fuertes como mi madre que no nos merecemos esa definición.


A parte de esta definición lo que más me llego a indignar es que la RAE siga permitiendo este tipo de definiciones de índole machista, ya que es un diccionario oficial al que todo el mundo acude a consultar y no me parece apropiado que haya este tipo de definiciones. Y tengo la esperanza de que sean capaces de cambiar esta definición y dar otra mucho más apropiada.   






Pilar García Rubio. 

jueves, 27 de abril de 2017

YO VISTO A MI MAESTRA

Este lunes nos tocó vestir a la profesora Pilar. Desde que empezamos con esta idea de “yo visto a mi maestra”, teníamos claro cómo lo íbamos a hacer, queríamos que nuestra elaboración traspasara lo superficial y por eso decidimos hacer algo con un sentido más emocional. Es verdad que al principio la foto que queríamos representar era otra, pero luego pensamos que esa foto nos transmitía sentimientos más negativos y elegimos otra foto que nos resultó más alegre y que podía tener un trasfondo más “especial” para Pilar.



Nuestra idea era recordar a ese niño que todos llevamos dentro y que muchas veces necesitamos que vuelva a nosotros. Creemos que conseguimos nuestro objetivo. Cuando entregamos la ropa a Pilar y le explicamos nuestra idea, ella se emocionó mucho y con los ojos brillosos nos dió las gracias, porque era algo que necesitaba en este momento de su vida. Cuando sus ojos se llenaron de brillo, no sabíamos si realmente habíamos acertado o era algo que la iba a hacer sentir mal, al final del día vimos lo feliz que se sentía y eso nos reconfortó.


Para implicar a toda la clase en nuestra idea sobre guardar a ese niño interior, les pedimos que nos mandaran fotos suyas de cuando eran pequeños para poder hacer una especie de “juego”. Con ello, pudimos conocernos más y ver lo que hemos cambiado con el tiempo, aunque siempre hay algo de ese niño que está presente en nosotros y por ello, nos pueden relacionar con nuestra foto de la infancia.

  video

 Ésta es una canción que incide en nuestra idea y que toda la clase conoce y cantó al unísono con nosotras:


Nos dice que la vida tiene sus fases y hay que saber dejar atrás a ese niño y guardarle para poder volver a él cuando sea necesario. Pero que nunca olvidemos a ese niño que un día fuimos.

En cuanto al post-descanso, hicimos una votación para ver a qué dedicaríamos la clase si bien al dibujo infantil o sino a la dramatización de sueños, las opiniones fueron tan dispersas que incluso, en el recuento dio empate, y para que todos saliésemos satisfechos, nuestra profesora Pilar estructuró el último tiempo para abarcarlo todo.

En primer lugar, trabajamos el dibujo infantil, y gracias a unas imágenes ofrecidas por nuestra compañera Sandra, pudimos continuar viendo algunos aspectos como la fase en la que estaba el niño en cuanto a su manera de representar la realidad, o lo imaginario, en un dibujo, y también comentamos cómo se organiza el tiempo en el marco del dibujo, y es que es curioso, es exactamente a la idea que tenemos del concepto del tiempo, en el centro el presente, en la izquierda el pasado y a la derecha el futuro.

Después, como segunda ocasión, se compartió un sueño y tratamos de representarlo sin actuar más allá de nuestros sentimientos, y de como dice nuestro blog, como nuestras emociones fluyan. En este caso, fue Raquel la que abrió lo más profundo de su subconsciente y relató su sueño, para no perder detalle, nos lo leyó de su diario de sueños.

El sueño estaba ambientado en un lago, que a pesar de ser relacionado con buen tiempo y relajación, teniendo sus piernas metidas a remojo, era partícipe de un ambiente lleno de una niebla oscura nada acogedora como es lógico. Desde un primer momento, Raquel se sentía incómoda y nerviosa, hasta que una voz le confirmó su presagio con un sutil "Sal del lago, vete de ahí", esa voz cuenta que no la hacía temer, simplemente la comunicaba un consejo, pero ella, a pesar de no sentirse segura para que no obtuviera represalias no podía demostrarlo y mantuvo sus pies inmóviles bajo el agua.

Tras la explicación, nos pusimos manos a la obra desde un profundo respeto y agradecimiento por compartirlo con nosotros. Eramos 11, lo que encajaba perfectamente con los elementos relevantes del sueño: Del ego onírico, se encargó Adrián, lo cual, nos impresionó mucho ya que al ser un hombre quizás no lo sentíamos "parecido" a Raquel, y quizás si hubiera dependido de alguna de nosotras la elección, le habríamos reservado para la pierna derecha, pero no es cuestión de apariencias sino de sentimientos. La pierna derecha que simbolizaba la acción puesto que solemos iniciar el paso con esa pierna, al padre y a lo masculino, corrió a cargo de Andrea Arjona, la pierna izquierda la protagonizó Paula, íntima de Raquel, por lo que suponemos que no pudo evitar situarla en uno de los papeles más decisivos. Por otro lado, se encontraba el ambiente que se dispuso frente al ego onírico, intentando perpetuar en él e invadirle y estaba compuesto por Lidia, y dos de las integrantes de este grupo: Lucía García Ballesteros y Tamara Sofía Sá Borges. Y para concluir, nos encontrábamos el resto de integrantes de este grupo, 5 personas, Sara Blanco González, Aldara Diez Pereda, Pilar García Rubio, Lucia García Froilán y Sara Roldán Arcos, para ponerle voz al coro que insistía en el "Sal del lago, vete de ahí", realizado el ritual de conexión, empezamos a colocarnos en la escena.

Al principio, en el coro, estábamos nerviosas, necesitábamos ser una para proyectar toda la tensión/mensaje sobre Adrián. Nuestra disposición nos ayudo mucho, ya que estábamos detrás de él y es como cuando tienes la intuición de un peligro pero no lo ves venir de frente. Para sentirnos más unidas si cabe, nos dimos las manos, y tras un apretujón, conseguimos ponernos al unísono.

En la simulación exacta y real del sueño, la respiración de Adrián, el ego onírico, fue clave, todos actuábamos respecto a ella, interveníamos cuando se aceleraba porque sentíamos que era cuando estaba siendo consciente del peligro, y también el ambiente con sus movimientos. En cuanto al coro, en la primera ocasión para la última frase antes de cesar con el mensaje, fue curioso que se hizo en dos veces, tan solo la última frase fue pronunciada fracturada, por un lado varias dijeron el "Sal del lago" y después, las otras dos contrarias sentenciaron con el "Vete de ahí". En cambio, en la ocasión que tratamos de cambiarle el final, el coro fue disminuyendo la voz hasta pasar al susurro.

Lo más destacable de esa última representación para poner fin a esa inmovilidad fue que a la hora de salir del lago, y salir por la puerta que introdujimos en el marco de la acción, fue la pierna derecha la que salió antes a pesar de ser la que más lejos estaba respecto a la puerta (azul, como el lago), ya que ésta, estaba situada a izquierdas de la pierna izquierda, una clara muestra incosciente, de que es la derecha la que inicia la acción.

Al finalizar, Pilar, como terapia tras estos momentos tan intensos, nos puso la canción de la primera de Vivaldi, para irnos sintiéndonos un poco más vivos de lo que te quedas tras este tipo de representaciones y sentir el alivio y reconforte de darle una imagen al sueño.

 Fue un placer participar una vez más en este tipo de actividades que nos permiten interactuar más en confianza y que nos permiten ver cómo vamos mejorando, desde la vez anterior que tuvimos que repetirlo en varias ocasiones para que fuera intenso y serio, hasta esta última vez, que desde un primer momento fue perfecto.
FDO: El grupo